Municipios multados con 2.5 Mdp: CONAGUA

0
78
FOTO: INTERNET

La Comisión Nacional del Agua, informó que 95 por ciento de la contaminación del Rio Atoyac y Rio Salado son producto de los 34 municipios que se encuentran en los márgenes de los torrentes, que sumadas las multas alcanzan la cifra de 2.5 millones de pesos.

En entrevista para URBANO, el Lic. Noel Espinoza Hernández, director de administración del agua, informó que conforme al artículo 115 constitucional, compete a los municipios el tratamiento de las aguas  residuales por medio de plantas tratadoras; sin embargo de las 129 que existen en la entidad apenas el 10 por ciento trabajan con limitantes, el resto se encuentran abandonadas.

Develó que el 95 por ciento de las descargas a los ríos provienen de municipios, tres por ciento provienen de fraccionamientos y el dos por ciento se refiere a particulares e industrias, la contaminación inicia en Telixtlahuaca hasta la comunidad de Santa Ana Tlapacoyán, Oaxaca.

Todos los municipios se encurtan descargan directamente hacia el Rio Atoyac, esta contaminación se produce a pesar que las comunidades cuentan con plantas tratadoras de aguas residuales pero sin funcionar, en su mayoría por falta de mantenimiento.

Explicó que la CONAGUA realiza visitas de inspección a las plantas de tratamiento  para verificar que cumplan con la norma oficial mexicana, a fin de imponer sanciones de manera coercitiva a fin que la planta tratadora opera con normalidad, es decir: Vigilar y sancionar y hacerlos que cumplan con la norma.

Detallaron que los 34 municipios que se encuentran a un costado del Rio Atoyac y Salado tienen sanciones que sumadas arrojan el monto de 2.5 millones de pesos. La sanción para Oaxaca de Juárez consiste en 500 mil pesos, acumulados por la falta de respuesta a los requerimientos.

La segunda vertiente en que participa la CONAGUA corresponde al saneamiento como ente normativo, dentro de sus atribuciones fomenta la construcción de sistemas e infraestructura que permitan el trato de aguas residuales, dentro del programa y saneamiento PROAGUA que contiene un apartado especial dedicado al tratamiento de aguas residuales.

Este programa consiste en apoyar a los municipios con una aportación económica que va desde un 50 por ciento de recursos federales para las construcciones  e infraestructura y saneamiento; el otro 50 por ciento corresponde a municipios o estados.

La dependencia federal participa en la construcción de las plantas tratadoras de aguas residuales, con un cálculo económico para su mantenimiento  y operación respecto a la cantidad de agua que debería tratar; sin embargo al cabo de seis meses son abandonadas por falta de recursos.

En el estado existen 129 plantas de tratamiento (registradas) pero hay muchas que no son inscritas pero que fueron construidas por los mismos municipios. Del total, trabajan aproximadamente sólo el diez por ciento y lo hacen por debajo del nivel de gasto con el que fueron diseñadas.

La infraestructura se construye  pero los nuncios pocas veces garantizan que el agua realmente llegue a esa planta para ser tratada, ahí donde se necesita infraestructura  en drenaje y colectores para conducir toda esa agua a la planta, tratarla y finalmente aprovecharla, pero esto no sucede.

Los funcionarios federales coincidieron en la falta de interés de las autoridades municipales por operar sus plantas tratadoras de aguas residuales. Lamentaron que la planta que se encuentra en Ocotlán de Morelos opere de manera correcta pero administrada por particulares, empresa Compañía Minera Cuzcatlán S.A. De C.V.

Deja un comentario