Etla: contaminación desbordante

0
82

Edgar LEYVA

El Fraccionamiento Villas San Miguel, jurisdicción de San Juan Bautista Guelache, Etla Oaxaca, en diez años ha desperdiciado 146 millones de litros sin que las autoridades responsables coadyuven para resolver el problema.

En voz de ex representantes del asentamiento señalaron que la planta tratadora de aguas residuales construida para atender los desechos del fraccionamiento se encuentra en total abandono.

Según cálculos, se desperdician 40 mil litros de agua diarios, que multiplicados por diez años resultan 146 millones de litros que se han vertido a los arroyos y ríos de la demarcación.

Explicaron que  la Planta tratadora gasta 45 mil pesos mensuales en energía eléctrica para funcionar repartidos de la siguiente manera: 15 mil pesos de luz para la maquinaria del pozo noria que alimenta al tanque elevado; 15 mil pesos mensuales para el funcionamiento de las bombas para llenar el tanque elevado y 15 mil por la energía que gasta planta tratadora.

Conscientes de la grave contaminación que provocan, los vecinos del fraccionamiento se encuentran en resistencia para sufragar el impuesto predial, porque las autoridades evitan comprometerse para el mantenimiento de la planta de aguas residuales.

Sumando los gastos en energía eléctrica para el tratamiento correcto de las aguas residuales resultan  135 mil pesos anuales, que multiplicados por diez años arroja la cantidad de un millón 350 mil pesos.

Sin embargo, los vecinos del Fraccionamiento Villas San Miguel, denuncian cobro de impuestos sin que se observen los beneficios como son: agua potable, energía eléctrica y drenaje, por ello evitan el pago de impuestos municipales hasta obtener el compromiso de las autoridades municipales.

Las aguas residuales que produce el Fraccionamiento tienen como destino la carretera federal 190, que colinda con la Villa de Etla que tiene como presidente municipal a Elías Roberto Mendoza Pérez.

A principios del año 2015, personal de Caminos y Aeropistas de Oaxaca CAO, detectaron la descarga de aguas negras y decidieron clausurarla, toda vez que perjudicaba el levantamiento del revestimiento de la carretera. De este modo, colocaron un tapón de cemento a la descarga.

Esto duró poco, ya que al carecer de salida, los mimos vecinos del fraccionamiento rompieron la tubería para la liberación de los líquidos, generando malestar en los ciudadanos que viven cerca del lugar.

Las aguas residuales, toman dos rumbos: hacia Asunción Etla y hacia la cabecera municipal para perfilarse hacia Santo Domingo “Barrio Bajo”, agencia municipal de Etla en donde se encuentra la planta tratadora de aguas residuales, pero que tampoco funciona.

A lo anterior se le suma la multa que pesa sobre el municipio de la Villa de Etla, presidido por Elías Roberto Mendoza Pérez, por la Comisión Nacional del Agua, por su deficiente administración para atender las aguas residuales.

La planta tratadora de aguas residuales de la cabecera municipal se encuentra en jurisdicción de la agencia municipal de Santo Domingo “Barrio Bajo”, también con diez años sin funcionar.

La diputada local de la Villa de Etla se llama Felicitas Hernández Montaño, que durante la  apertura de campaña -precisamente en esta Villa- señaló “…a mí no me da miedo hacer compromisos porque soy una mujer de resultados…”

El problema persiste a pesar de las constantes denuncias de los vecinos y es aprovechado en campañas políticas con la promesa de resolver la contingencia, sin embargo, administraciones van y vienen, pero el conflicto persiste.

Deja un comentario